La Semana Santa de los 50 años…

calandanazareno-escudos

La Semana Santa de 2020 pasará a la historia, en el año del 50 aniversario de la Cofradía Jesús Nazareno, nos ha tocado vivir lo que nunca nos podíamos imaginar… solo un programa de actos reducido al mínimo, ha logrado mantener la tradición de que el sonido de tambores y bombos, (desde balcones, cocheras, terrazas etc…) haya sonado en Calanda durante estos días tan señalados.

Nos queda la esperanza de que en 2021 volvamos a vivir el ambiente de nuestros ensayos en la harinera, ver las caras de ilusión de los más pequeños el Domingo de Ramos en el pabellón, disfrutar por las calles de Reus, ese ambiente de reencuentro del Jueves Santo por la tarde, los nervios antes de empezar el Vía Crucis, esos segundos interminable antes de que la hora se rompa, el “hermanos, fieles y devotos…”, ver salir al Nazareno de la Iglesia en la Soledad, recorrer las calles tocando en cuadrilla la noche del Viernes, el amanecer del Santo Entierro, las charradas del almuerzo y terminar… y desear que todos nos volvamos a ver el año siguiente…

Pergamino Cofradía Jesús Nazareno 1970-2020

calandanazareno - pergamino 50 aniversario
Pergamino Cofradía Jesús Nazareno 1970 - 2020
Pergamino Cofradía Jesús Nazareno 1970 – 2020
1970-2020 50 Años Cofradía Jesús Nazareno de Calanda
1970-2020 50 Años Cofradía Jesús Nazareno de Calanda
Jesús Nazareno - Semana Santa Calanda 2017 (Foto de Manuel Cobano Nuñez)
Jesús Nazareno – Semana Santa Calanda 2017 (Foto de Manuel Cobano Nuñez)

“De un Nazareno a otro” por Miguel Magrazó Vallés

calandanazareno - Rompida de la Hora con Imanol Arias

Este año si no podemos tocar, en mi opinión, el “SILENCIO SERÁ MAS FUERTE QUE EL SONIDO”, porque para el pueblo y para todos los calandinos, ese silencio de los redobles de tambor y bombo sonarán más fuerte que nunca.

Hoy, un día 17 de marzo, en plena reclusión doméstica, os quiero escribir unas palabras de ánimo, pues me preocupa mucho la situación que estamos viviendo en estas fechas y más aún, porque ya estamos en plena Semana Santa, y para los que nos gusta tocar el tambor y para todos los calandinos en general, van a ser unos días muy tristes y para mi, que en 74 años siempre he tocado todos los viernes santos en la Rompida.

En este día que estoy escribiendo estas líneas y me tengo que parar de escribir… al pensar que este año no podré estar en la plaza con todos mis amigos y compañeros de toda una vida. Aunque estos últimos años para mi eran muy duros, cuando una vez en la plaza, en el mismo lugar de siempre, miraba a mi alrededor y echaba en falta a muchos amigos que desgraciadamente ya no están en su sitio de siempre.

Este año si no podemos tocar, en mi opinión, el “SILENCIO SERÁ MAS FUERTE QUE EL SONIDO”, porque para el pueblo y para todos los calandinos, ese silencio de los redobles de tambor y bombo sonarán más fuerte que nunca.

"Mis vivencias en los 50 años del Nazareno" por Paco Navarro

calandanazareno - Paco Navarro

Cumplir 50 años una institución da derecho a entrar con toda justicia en los anales de la historia local, más si las personas que ahora la sustentan siguen con el vigor y entusiasmo que tuvieron  sus fundadores. Esto es lo que ocurre con la Cofradía de Jesús Nazareno de Calanda.

Con las perspectivas que hubo entonces, el camino que emprendieron un grupo de personas fue decidido y valiente, comprometido y  ejemplar. Tuvieron mucha fe y consolidaron un proyecto de gran transcendencia para el devenir de nuestra Semana Santa.

La tradición de antaño, que se vivía con gran austeridad,  no tenía ni por asomo la ostentación que existe hoy en día. En los años sesenta las celebraciones eran íntimas, familiares y con un matiz muy religioso. La cuadrilla, compuesta por parientes y amigos, formaba la base popular de la percusión. El pueblo vivía anquilosado, con la memoria de una triste posguerra y la pérdida de la población, al emigrar muchas familias a Cataluña en busca de un futuro mejor. En esa época el turismo no existía y nuestra Semana Santa no era noticia en ningún medio de comunicación.

Aquellos años la tradición tuvo que batallar frente a una peligrosa moda,  como fue  el color de la túnica, que no sabemos si por la  falta de telares o porqué, el morado estuvo amenazado por el color negro que portaba un grupo cada vez más creciente de percusionistas. A las juntas coordinadoras de entonces les tocó bregar mucho para lograr la  disciplina en la uniformidad, los cocoteros tuvieron trabajo imponiendo la obligatoriedad del tercerol en las procesiones y  vestir dignamente  el hábito morado con rigor penitencial.

15 de marzo de 2020

calandanazareno - entierro 2016 Manuel Cobano

A lo largo de estos 50 años han sido y son muchos los cofrades comprometidos con la cofradía. Sin vosotros, nada de esto tendría sentido ni sería posible. Comenzando por los fundadores. Ellos comenzaron una historia tan bonita y tan intensa que ha llegado hasta los más jóvenes. Con ellos el futuro de nuestra cofradía está garantizado.

A lo largo de estos 50 años han sido y son muchos los cofrades comprometidos con la cofradía. Sin vosotros, nada de esto tendría sentido ni sería posible. Comenzando por los fundadores. Ellos comenzaron una historia tan bonita y tan intensa que ha llegado hasta los más jóvenes. Con ellos el futuro de nuestra cofradía está garantizado.

A lo largo de estos 50 años han sido y son muchos los cofrades comprometidos con la cofradía. Sin vosotros, nada de esto tendría sentido ni sería posible. Comenzando por los fundadores. Ellos comenzaron una historia tan bonita y tan intensa que ha llegado hasta los más jóvenes. Con ellos el futuro de nuestra cofradía está garantizado.

A lo largo de estos 50 años han sido y son muchos los cofrades comprometidos con la cofradía. Sin vosotros, nada de esto tendría sentido ni sería posible. Comenzando por los fundadores. Ellos comenzaron una historia tan bonita y tan intensa que ha llegado hasta los más jóvenes. Con ellos el futuro de nuestra cofradía está garantizado.

Estimados cofrades,

Hoy 15 de marzo de 2020, se cumplen 50 años de la fundación de nuestra cofradía Jesús Nazareno. Desde aquí quiero mandar un cordial saludo a todos y cada uno de sus cofrades.

A lo largo de estos 50 años han sido y son muchos los cofrades comprometidos con la cofradía. Sin vosotros, nada de esto tendría sentido ni sería posible. Comenzando por los fundadores. Ellos comenzaron una historia tan bonita y tan intensa que ha llegado hasta los más jóvenes. Con ellos el futuro de nuestra cofradía está garantizado.

Estimados cofrades,

Hoy 15 de marzo de 2020, se cumplen 50 años de la fundación de nuestra cofradía Jesús Nazareno. Desde aquí quiero mandar un cordial saludo a todos y cada uno de sus cofrades.

A lo largo de estos 50 años han sido y son muchos los cofrades comprometidos con la cofradía. Sin vosotros, nada de esto tendría sentido ni sería posible. Comenzando por los fundadores. Ellos comenzaron una historia tan bonita y tan intensa que ha llegado hasta los más jóvenes. Con ellos el futuro de nuestra cofradía está garantizado.

Los primeros años en fotos

Calandanazareno - Concurso Híjar 1972
Ensayos durante los primeros años de la Cofradía a principio de los 70s
Ensayos durante los primeros años de la Cofradía a principio de los 70s
Cudarilla de Tomás Gascón en un viaje a Teruel para RTVE
Cudarilla de Tomás Gascón en un viaje a Teruel para RTVE

"TÚ" por Joel Ibáñez Bondía

calandanazareno - Gregorio Aznar

Todavía recuerdo el momento en el que por orden tuya subí a casa de Angel, a por el escudo, el tercerol y el cubre tambor, era el mismo viernes santo por la tarde, y ese día me estrenaba en la banda del Nazareno, tú Nazareno.

La Tía Rosa cosía el escudo rápidamente a la túnica y me colocaba el cinturón cómo solo ella sabía, a la primera siempre y sin arrastrar, creo que nunca más me lo he puesto así de bien en mi vida.

Gregorio Aznar
Gregorio Aznar

"Pequeña historia de una tarjeta de Navidad" por José Miguel Leal Cros

Calandanazareno - José Miguel Leal Cros

Como casi todos los calandinos, uno lleva muy dentro la Semana Santa, el tambor y el bombo, como se suele decir desde la cuna. Mis primeras fotografías con la túnica morada son de 1966. Ya tocaba mi pequeño tambor de piel junto a mi padre, y donde ya estaba por allí Juan con su bombo. Ahora ya también y desde pequeñita con mi hija Patricia, y por supuesto todas las Semana Santas a Calanda.

En 1970, justo el año de la fundación de nuestra cofradía, mi familia se trasladó a vivir a Zaragoza. Al estar fuera no pudimos participar tan intensamente en estos primeros años como nos hubiera gustado. Eso sí, cada Semana Santa siempre tocábamos el tambor con la cuadrilla del Nazareno, pues de ésta eran cofrades los amigos y la familia, y eran (y son) los que más pasión ponían a la hora de tocar.

José Miguel Leal Cros - Semana Santa de 1966 bajando por la calle San Roque
José Miguel Leal Cros – Semana Santa de 1966 bajando por la calle San Roque

Fue a principio de los años 90 cuando empecé a participar más activamente en la cofradía y a sentirme más involucrado con ella. En las procesiones estuve en la banda de tambores y bombos durante varios años. Después portando un farol de fuego acompañando al estandarte, y llevando éste siempre que por algún motivo hiciera falta. Actualmente tengo el honor de llevar el estandarte que abre nuestra cofradía en las procesiones de la Soledad y del Entierro, y aun sigue existiendo ese cosquilleo en el estómago antes de salir.