Por fin llegó el domingo 25 de noviembre.  Noche de la gala de clausura del Festival del cine y la palabra, CiBRA, de Toledo.  Tras diez días intensos con más de cincuenta actividades destinadas a la educación, la proyección de diversos preestrenos y distintas películas, encuentros con autores literarios, películas para los más pequeños y para los jóvenes de los institutos en pases matinales, poesía, swing… finalizábamos esta espiral de arte con dos horas de magia, espectáculo, música, teatro y entrega de premios. Almudena Grandes, Luis Tosar, Icíar Bollaín, los actores de la serie de moda, Élite… Todo un lujo.

Representación de los Tambores y Bombos de Calanda en el CIBRA 2018 de Toledo
Representación de los Tambores y Bombos de Calanda en el CIBRA 2018 de Toledo

Para mí esta gala de clausura venía siendo muy especial desde primavera.  Desde la organización del Festival se propuso crear el Premio Orden de Toledo al talento joven en honor a nuestro cineasta más universal: Luis Buñuel.  El director de CiBRA, Gabriel Castaño, había estado dos veranos en Calanda participando en el Festival Internacional Buñuel Calanda y vio claras dos cosas: este premio debía ser entregado por el Alcalde de nuestra localidad y los bombos y tambores serían los protagonistas.  ¿Imagináis mi estupor, mi alegría, mi entusiasmo y mi felicidad?  A Gabriel le había hablado mucho de Calanda, habíamos invitado ya a José Ramón Ibáñez e Isabel Barberán a participar junto a Amparo Martínez Herranz, catedrática de cine de la Universidad de Zaragoza, a CiBRA 2016 y habíamos cerrado un hermoso hermanamiento entre ambos festivales.  Ahora los bombos y tambores de mi pueblo iban a sonar en Toledo, madre mía… ¡qué emoción!

Y comencé a trabajar con Juan Herrero.  En cientos de llamadas y en otros tantos Whatsapps fuimos perfilando los detalles de los seis minutos más emocionantes de mi vida en Toledo.  En Calanda la banda ensayaba con la pasión que les caracteriza y en Toledo preparábamos la gala para que todo saliera perfecto.

Sonia Asensio con Luis Tosar - CIBRA 2018
Sonia Asensio con Luis Tosar – CIBRA 2018
Sonia Asencio con Ignacio Martínez de Pisón - CIBRA 2018
Sonia Asencio con Ignacio Martínez de Pisón – CIBRA 2018

Cuando llegó el momento yo era una de las pocas personas que abarrotaban el Palacio de Congresos “El Greco” de Toledo, junto con los compañeros de la organización,  que sabíamos de la actuación. Para el resto, incluidos mis amigos, era una sorpresa.  Y a pesar de eso, cuando oí el primer palillazo redoblar en un tambor, cuando mi cuerpo sintió el sonido de las mazas retumbando en el paraninfo, todo mi cuerpo sintió un estremecimiento tal que no pude, por fin, contener las lágrimas.  Primero de la emoción que todos los calandinos sentimos cuando oímos ese sonido tan nuestro.  Y después, por supuesto, de orgullo, de satisfacción, de honor.  De ser una minúscula parte que hizo posible un momento absolutamente inolvidable.  La sala se quedó muda.  Más de mil personas enmudecieron y asistieron perplejos y fascinados a una actuación que nos dejó el corazón lleno de admiración.  La ovación final demostró lo que mis palabras intentan transmitir.

Después, al terminar y al día siguiente y al siguiente… en Toledo no se hablaba de otra cosa.  No sólo la prensa y los medios, sino lo más importante: las personas.  Todo el mundo que me encontraba a mí o a mi equipo habló de la sensación única de haber escuchado los redobles de mi pueblo.  Recibí cientos de mensajes que me decían lo siguiente: “Por favor, si hablas con las personas que tocaron los bombos y tambores, felicítalos de mi parte”.  Y así os lo transmito.

Felicidades de parte de la ciudad de Toledo.  Felicidades por vuestra actuación pero sobre todo felicidades por vuestra pasión, que no dejó indiferente a nadie.  Como dijo nuestro Alcalde cuando entregó el Premio Orden de Toledo, “los tambores y los bombos en Calanda no se tocan con las manos, se tocan con el corazón”.

Representación de los Tambores y Bombos de Calanda en el CIBRA 2018 de Toledo
Representación de los Tambores y Bombos de Calanda en el CIBRA 2018 de Toledo

Por mi parte, sólo me queda daros las gracias.  No sólo por haber venido, por haber dejado vuestros trabajos, por haber hecho un viaje tan largo, por haber soportado los inconvenientes imprevistos con tanta profesionalidad, por haber aceptado venir a mi casa.  Quiero daros las gracias en mi nombre y en nombre de todo mi equipo del Festival CiBRA, en nombre de la ciudad de Toledo, por la emoción, por habernos conmovido, por seis minutos que se me agarraron al alma y que permanecerán para siempre en mi memoria pero sobre todo en mi corazón.  A veces los sueños,  cuando los persigues y te esfuerzas y cierras los ojos y sabes que son buenos para los demás, se cumplen.  Gracias a todos por hacer realidad mis sueños.  Por hacer posible la emoción en los corazones.

Sonia Asensio Lahoz